Namibia es una de las últimas tierras verdaderamente salvajes del mundo. Con sus más de ochocientos mil kilómetros cuadrados, es el quinto país más grande de Áfri-ca. No obstante, contrasta con una escasa población de alrededor de 1,8 millones de personas, de hecho, es famosa por sus vastos paisajes sin población, horizontes sin lími-tes, maravillosos parques para realizar safaris y disfrutar de la fauna y flora en su estado más natural y salvaje, con un clima soleado y tranquilas noches con un cielo estrellado que es difícil encontrar en otros lugares. Se encuentra entre las arenas infinitas del de-sierto del Kalahari y las frías aguas del Atlántico sur. Es un país predominantemente árido que cuenta con una geología asombrosa, con las dunas más altas, uno de los de-siertos más antiguos y el segundo cañón más grande del planeta.
     Sin duda rico en culturas, un país multiétnico que comparten 11 tríbus diferentes como san o bosquimanos, los herero, los kavango, los himba, los nama, los damara, los ovamba y los basters, cada uno aportando sus formas de vestir, el lenguaje, el arte, la música, el deporte, la comida y la religión, formando un collage maravilloso.


     Los puntos más interesantes que no podemos dejar de visitar son: el desierto del Namib, con las famosas dunas de Sossusvlei y el Cañón de Sesriem; la colonial Swa-kopmund, desde donde podremos visitar Walvis Bay con su laguna llena de flamencos, o bien sobrevolar la famosa costa de los esqueletos y avistar los cascos de los barcos naufragados. Acercarnos a la colonia de focas de Cape Cross o hacer un crucero para disfrutar de la vida marina, como delfines, ballenas….Por supuesto no podremos dejar de pasar como mínimo dos días recorriendo el Parque Nacional Etosha, uno de los ma-yores lugares en el mundo para ver y disfrutar de la vida salvaje.


     Namibia ofrece unas imágenes únicas y una amplia gama de actividades como el senderismo, paracaidismo, paseos en globos o avionetas para sobrevolar diferentes áreas y disfrutar de las exclusivas y fascinantes vistas aéreas, esquí en las dunas, rafting en ríos salvajes, buceo en lago, caminatas a caballo, rappel y por supuesto rutas en 4×4 aptas solo para los más experimentados.


     Namibia se puede recorrer principalmente de tres maneras: en avioneta, recorrerla con coche propio conduciendo nosotros mismos, o con un chofer-guía que nos acompañe durante el recorrido por sus carreteras generalmente en buen estado (aunque de grava la mayoría). Se conduce por el lado izquierdo, en la mayoría de carreteras del país por las que circularemos solos.

NAMIBIA


DIA 1: ESPAÑA – WINDHOEK
Salida en vuelo internacional regular a Windhoek. Noche a bordo.
Llegada al aeropuerto internacional de Windhoek. Trámites de aduana. Recepción y traslado a su alojamiento dentro del Namatanga, una vasta área de conservación donde se unen ecosistemas de montaña, las arenas del Kalahari y la meseta central, creando un área de biodiversidad sin igual. Es también un punto ideal para observación de aves. Cena y alojamiento.

DÍA 3: WINDHOEK - NAMIB
Desayuno y salida hacia el Desierto del Namib, el desierto más antiguo del planeta. Las dunas nacen de la arena que proviene del vecino Kalahari, arrebatada por el río Orange que la arrastra al mar, y es devuelta a tierra por la corriente de Benguela. Este desierto está catalogado como Patrimonio de la Humanidad. La ruta de hoy es de aproximadamente 350 km en 4 horas y media. Llegada e instalación en su alojamiento. Opcionalmente, podrá realizar un sobrevuelo en Helicóptero, una experiencia única. Cena y alojamiento.

DÍA 4: DESIERTO DE NAMIB
Desayuno. Muy temprano salida hacia las dunas de Sossusvlei. Recorreremos los 60 km que separan la entrada de la zona central de las dunas con las primeras luces del día, cuando el sol aún está bajo, y poder disfrutar del impresionante contraste de un cielo de un azul intenso contra el rojo de las dunas. Llegaremos a Dead Vlei, uno de los lugares más inhóspitos y calientes del planeta. Veremos oryx, springbok, chacales, avestruces, y los famosos “fog beteles” (escarabajos). Cena y alojamiento.

DÍA 5: NAMIB - SWAKOPMUND
Desayuno. Por la mañana, salida en dirección a Swakopmund con parada en Solitaire, una mítica gasolinera en medio del desierto. Continuarán atravesando la sección norte del Namib-Naukluft Park, con sus espectaculares paisajes cambiantes y su flora endémica y la fauna salvaje como oryx, avestruces… Llegada a Swakopmund. Por la tarde visita de la ciudad. Alojamiento.

DÍA 6: SWAKOPMUND - WALVIS BAY - SWAKOPMUND
Desayuno. Hoy realizaremos un crucero por la bahía de Walvis, durante el que podrán ver focas, delfines y ballenas, y el famoso pez conocido como Mola Mola. Al terminar podremos dar un paseo por la laguna para ver flamencos. Almuerzo. Por la tarde saldremos en dirección norte, en paralelo a la Costa de los Esqueletos. Pararemos para ver el casco del barco naufragado y visitaremos la colonia de focas de Cape Cross. Regreso a Swakopmund. Alojamiento.

DÍA 7: SWAKOPMUND - TWYFELFONTEIN
Desayuno. Salida hacia la zona protegida de Twyfelfontein, declarada Patrimonio de la Humanidad, por la gran concentración de petroglifos que se encuentran en la zona. Visitaremos el Bosque Petrificado, el Organ Pipers, y las pinturas rupestres. Cena y alojamiento.

DÍA 8: TWYFELFONTEIN - ETOSHA
Desayuno. Hoy en nuestro camino a Etosha, pararemos para visitar un poblado Himba, pueblo noble y fiero que defiende su cultura y sienten el orgullo de ser tribu. Continuación hasta nuestro alojamiento en la puerta sur de Etosha. Por la tarde haremos un primer safari por las cercanías de la zona sur del parque. Tendremos nuestro primer contacto con la vida salvaje del parque nacional.

DÍA 9: ETOSHA N.P.
Desayuno. Día completo de safari en Etosha, santuario de vida salvaje de Namibia. Recorreremos las diferentes zonas de la gran superficie del parque, atravesándolo del centro-sur al este. Podrán observar a las manadas en su hábitat natural. Será sin duda un día de experiencias inolvidables para los amantes de la naturaleza y la vida salvaje.

DÍA 10: ETOSHA - BUSHMANLAND
Desayuno. Última ruta de safari en Etosha con las primeras luces del día, momento en que la fauna está más activa. Continuación hacia la zona conocida con el sobre nombre de Bushmaland, en la región de Otjozondjupa, por ser una zona de asentamiento de bosquimanos. Llegada e instalación en su alojamiento.

DÍA 11: BUSHMALAND
Desayuno. A unos 80 kms de su alojamiento se encuentra San Village, un proyecto comunitario para la protección de la cultura bosquimana. Realizaremos una excursión de día completo en la que nos adentraremos en los secretos de esta cultura que ha sobrevivido durante siglos en terrenos desérticos en perfecta integración con la naturaleza. Al terminar la actividad regreso a nuestro alojamiento.

DÍA 12: BUSHMALAND - OTJIWARONGO
Desayuno. Salida temprano hacia Otjiwa Lodge, una reserva privada con abundante fauna, entre la que podemos encontrar numerosos rinocerontes y una prolífica población del raro antílope sable, entre otras especies. Si el tiempo lo permite realizaremos un safari en vehículo abierto 4×4 de unas 2 horas por la reserva en busca de su fauna.

DÍA 13: OTJIWARONGO - WINDHOEK - ESPAÑA
Salida al sur en dirección Windhoek, trayecto que nos llevará unas 2 horas. Si los horarios de los vuelos lo permiten, realizaremos una parada en el mercado de artesanía de Okajanda, famoso por sus tallas de madera. Continuación al aeropuerto de Windhoek para salida en vuelo regular de regreso a España. Noche a bordo.

DÍA 14: ESPAÑA
Llegada y fin del viaje.
 

gallery/13
gallery/16
gallery/15